Chocan dos Aviones en el aire uno explota y nadie muere.


 

 

 Lo que era un salto de rutina para un grupo de paracaidistas veteranos pudo haberse convertido en el último salto de sus vidas, algo salió mal y chocaron en el aire en EEUU.

aviones_chocan

 

 

Fue el lanzamiento en paracaídas número 937 de Robinson y su primer accidente “aterrador”.

En cierto momento, este instructor de paracaidismo de 64 años de edad se encontraba colgando del avión que sobrevolaba Wisconsin al atardecer del sábado, listo para saltar con otras ocho personas.

Los nueve paracaidistas iban a bordo de dos Cessnas que se encontraban en una formación cercana, y todos, excepto dos paracaidistas ya estaban afuera del fuselaje, preparándose para saltar.

Al siguiente momento, los aviones chocaron en el aire.

 

Una ala del avión de Robinson quedó separada del fuselaje, su Cessna empezó a arder y todos se desplomaron hacia la tierra desde una altura de 12 mil pies.

 

Tal vez lo más raro es que todos salvaron la vida, y nadie resultó gravemente lesionado.

La Administración Federal de Aviación está investigando por qué razón chocaron los dos Cessnas que son propiedad de Skydive Superior de Superior, Wis.

Uno de los Cessnas se dirigió a casa, aterrizando a salvo con graves daños, pero el otro cayó al suelo en pedazos, según le comentó Robinson el domingo a Los Angeles Times a través de una entrevista telefónica.

Los nueve paracaidistas eran amigos y colegas que habitualmente saltaban para Skydive Superior y son altamente experimentados, dijo Robinson.

Ese día, volaron en formación y saltaron de los dos Cessnas.

Un grupo de cuatro iban a saltar juntos antes de que el segundo grupo de cinco se uniera a ellos.

Sin embargo, uno de los Cessnas bajó la altura y se colocó sobre el avión líder, dijo Robinson, quien se encontraba en este último avión, en donde los cuatro paracaidistas estaba colgando de un puntal conectado al ala y estaba preparándose para saltar.

“Estábamos justo debajo del ala que se rompió y se incendió justo cuando chocó con el avión”, le dijo Robinson a The Times.

“En ese momento fuimos lanzados al aire”.

 

El piloto se quedó atascado en el Cessna que estaba envuelto en llamas y se desplomaba hacia el suelo.

colision_aviones

Tuvo que usar el paracaídas de emergencias.

Luego, la otra ala se rompió y el avión empezó a dar giros lentos pero el piloto pudo desabrochar el cinturón de su asiento, brincar fuera del avión y abrir su paracaídas, relató Robinson.

Sin embargo, los paracaidistas no estaban fuera de peligro.

Las alas estaban cayendo más lentamente que los paracaidistas, así que tuvieron que alejarse del escombro antes de que se abrieran sus paracaídas.

“Nos alejamos tan rápido como pudimos de los escombros”, dijo Robinson.

“Las alas estaban cayendo más lentamente que nosotros, una iba envuelta en llamas y la otra no. Estábamos muy preocupados de que pudieran pegarnos cuando se abrieran los paracaídas”.

Finalmente, Robinson y los otros paracaidistas saltaron del avión –y también los cinco del otro avión– y pudieron abrir sus paracaídas entre 3 mil y 5 mil pies.

A pesar del caos, aterrizaron en la zona planeada.

El piloto del Cessna destruido cayó a salvo sobre el pasto en el Aeropuerto Richard I. Bong en Superior, en donde el otro Cessna aterrizó a salvo, dijo Robinson.

 




Related Articles

Leave a Reply

© 2017 . Portal Latinoamericano de Aviación - All rights reserved. Site Admin
elaviadorsv.net · El Aviador Todo Sobre Aviación 2014