Aterrizajes con viento cruzado


 

 

 

Cuando no hay viento, o la dirección del mismo es paralela a la pista, el avión puede alinearse con la pista de forma directa desde muchas millas antes de aterrizar, y el piloto solamente tiene que vigilar la altura y pequeños desplazamientos laterales, pero básicamente el eje longitudinal del avión coincide con el sentido en que se desplaza.

 

 

 

                                                 Aeropuerto de Birmingham en el Reino Unido..

 

 

La cosa cambia bastante cuando el viento viene totalmente cruzado o con un ángulo y velocidad significativos de forma lateral. En este caso, si el piloto intentara aterrizar como en el caso de arriba, el viento desplazaría al avión completamente fuera del eje de pista. Cuando esto sucede, hay dos formas de corregir esta deriva que se produce:

 

Técnicas utilizadas en vientos totalmente cruzados.

La primera, más utilizada en aviación general (“avionetas” o aviones pequeños) consiste en corregir el efecto del viento con los alerones, manteniendo el ala desde donde viene el viento (el ala al viento más baja, y corrigiendo el giro que se produciría con el alerón vertical, controlado con los pedales). A esta operación se la conoce como resbale, el avión va, en efecto, resbalando contra el viento y con una tasa de descenso mayor de lo habitual para una velocidad determinada. Es una maniobra delicada (que no peligrosa) y que requiere práctica. Para no equivocarse sobre qué ala hay que bajar normalmente, se dice que para contrarrestar el viento hay que usar cuernos (o palanca) al viento y pie contrario haciendo referencia a los cuernos de control de alabeo. Cuando el avión está próximo a tocar tierra, es necesario nivelarlo suavemente, si no podría tocarse el suelo con la punta del ala, aunque manteniendo un pequeño alabeo. Lo normal en estos casos, de hecho, es tocar primero con solo una de las ruedas el suelo.

La segunda técnica para aterrizar con viento cruzado es utilizada sobre todo en aviones grandes como jets comerciales y se denomina crab landing -literalmente: aterrizaje de cangrejo- y es la que se observa en el vídeo. Consiste en colocar el avión con un cierto ángulo respecto a la trayectoria, de forma que vaya torcido (mirando hacia el viento) con respecto a la misma, pero la línea que dibuja sobre el suelo sea exactamente la del eje de pista.

Si el ángulo formado es menor de 10º, normalmente se aterriza tal cual y se corrige la trayectoria sobre la pista directamente. Si el ángulo es mayor, se hace necesario enderezar (en inglés, de-crab) justo antes para evitar esfuerzos laterales en el tren de aterrizaje.

El motivo de que se use esta forma de aterrizar en aviones grandes, que requiere más entrenamiento y parece más complicada, es porque casi todos ellos suelen tener los motores bajo las alas y ademas estas están mucho mas cerca (proporcionalmente) del suelo, por lo queno pueden bajarlas tanto como para corregir de forma efectiva la deriva sin tocar.

 

                Actualmente  este video es el mas popular en Youtube, grabado en dusseldorf, Alemania

 

Aunque las imágenes que dejan este tipo de aterrizajes y despegues son siempre espectaculares y sorprendentes para los menos expertos, no tienen el nivel de riesgo que aparentan (evidentemente un aterrizaje sin viento es más sencillo) y son entrenadas como parte de la rutina de cualquier piloto -más aún un piloto comercial- que está acostumbrado a realizarlas con total soltura.

 

 

 



Contenido alternativo en caso de fallo. Este contenido solo será visible si falla en cargar el archivo SWF

Share This Post

Recent Articles

Leave a Reply

© 2014 . Portal Latinoamericano de Aviación - All rights reserved. Site Admin
elaviadorsv.net · El Aviador Todo Sobre Aviación 2014