10 motivos que harán que te echen de un avión


 

No te apetece volar? ¿Quieres volver a la terminal? Pues te aseguro que con una de estas técnicas no te dejarán despegar en mucho tiempo. Skyscanner te presenta 10 maneras con las que lograr quedarte en tierra.

 

 

1. No apagues el móvil cuando te lo digan

Sin duda, el tema de por qué se deben apagar los aparatos electrónicos es de rabiosa actualidad entre los pasajeros y nunca hay consenso, pero si quieres que te echen de un avión niégate fehacientemente a apagar el móvil, el iPad o el Kindle durante el despegue y el aterrizaje.

Víctima: El actor Alec Baldwin tuvo que abandonar un vuelo de American Airlines por negarse a apagar su Smartphone. Después de quejarse por haberle fastidiado una “partida de palabras” con unos amigos se dirigió al baño, donde siguió jugando con la aplicación que se parece al Scrabble. El personal tuvo una charla con el Sr. Baldwin y le invitaron a salir del avión.

 

2. Ocupa dos asientos por no caber en uno (y no pagues por ambos)

El debate de si las compañías aéreas deben hacer pagar por estar gordo es uno muy viejo y rabioso, pero la mayoría de compañías dicen que si no cabes cómodamente en un asiento con los reposabrazos bajados tienes que pagar por dos.

Víctima: Kevin Smith, director de clásicos de culto de Hollywood como Clerks, Mallrats y Persiguiendo a Amy, fue expulsado de un vuelo de Southwest Airlines porque el personal le dijo que no cabía en el asiento. Kevin tuvo mala suerte porque, a pesar de haber pagado por dos asientos, siguiendo las normas de la aerolínea, subió a un avión que despegaba antes en el que solo quedaba un asiento libre. @Southwest Airlines quedó bien retratada en Twitter por este incidente.

 

3. Ponte una camiseta con palabras malsonantes

No hace falta irse de la lengua para que el personal de a bordo se ensañe contigo. Comprarte y ponerte una camiseta que contenga una o dos palabras malsonantes podría ser motivo suficiente para asegurarte que no volarás a ninguna parte.

Víctima: American Airlines negó el embarque en un vuelo de conexión en mayo de 2012 a una mujer que llevaba una camiseta que decía: “Si quisiera llevar al gobierno en mi útero, me follaría a un senador.” A la mujer le dijeron que la camiseta podría ofender o incomodar a otros pasajeros.

 

4. Sé cariñoso en las alturas

Convertirse en miembro del Mile High Club (los que practican sexo en un avión) es un asunto bastante peliagudo. A los amantes les puede caer una demanda por “atentar contra la decencia pública”, además de ser echados del vuelo –aunque pocas personas han sido pilladas en el acto.

Víctima: La actriz Leisha Hailey tuvo que recoger las maletas e irse a casa en un vuelo de Southwest Airlines por haber besado a su novia en el avión, según sus declaraciones. Hailey asegura que fue víctima de discriminación –por ser lesbiana–, pero Southwest afirma que otros pasajeros se quejaron de una actitud “excesivamente” afectuosa.

 

5. Asegúrate de que tus hijos se portan mal

Viajar con niños es difícil. A los más pequeños a menudo les cuesta estarse quietos sentados durante horas en un espacio cerrado sin dar patadas al asiento de delante, chillar o molestar a los otros pasajeros así en general. Sin embargo, si tus hijos deciden no cooperar y saltarse las normas básicas te pueden echar del avión.

Víctima: Alaska Airlines ordenó a un retoño chillón (y a su padre) que bajara del avión porque el niño montó un sarao al negarse a sentarse y abrocharse el cinturón como es debido durante el despegue, después de que le dijeran que tenía que apagar el iPad.

 

 

6. Haz comentarios sexistas sobre la piloto


Si descubres que el piloto es una mujer, cuenta un chiste machista sobre lo mal que conducen las mujeres o algo por el estilo… y asegúrate de que lo oye el personal de a bordo (especialmente las mujeres). Es una forma segura de que te den una patada en el culo y te manden directo a la puerta de embarque.

Víctima: Un hombre a bordo de un vuelo de Trip Airline en Brasil salió abucheado del avión y acompañado por los de seguridad tras hacer un comentario sexista sobre la mujer que pilotaba. Según dicen, gritó: “¡Alguien tendría que haberme dicho que el capitán era una mujer!”

 

7. Lleva pantalones indecentes

Atención, amantes del pantalón de tiro corto: ¡nadie quiere veros el trasero! Según una encuesta reciente de Skyscanner, una de las cosas más ofensivas que se pueden ver en un avión es que los hombres enseñen la hucha. Así que si quieres correr el riesgo de que te echen, asegúrate de llevar unos pantalones bien cagados.

Víctima: El líder de Green Day, Billie Joe, tenía que volar a Burbank con Southwest Airlines pero se negó a subirse sus pantalones de tiro bajo. La estrella de rock-punk y sus compañeros de viaje fueron expulsados del avión.

 

8. Mea en una botella –y no en el lavabo.

 

Si quieres ahorrarte una visita al lavabo, y que de paso te echen del vuelo, sácate rápidamente la pilila y echa una meadita en una botella. Y para rematarlo, asegúrate que caen algunas gotitas en el suelo.

Víctima: El actor francés Gerard Depardieu se fue de patitas a la terminal con la “cola” entre las piernas cuando, por culpa de unas copichuelas que tomó antes de embarcar, tuvo la necesidad de mear durante el despegue. El actor, de 62 años, no podía aguantarse y se alivió usando una botella, pero le falló la puntería y parte del contenido acabó en el suelo.

 

9. Compórtate como un idiota

Si no quieres llegar a tu destino, solo tienes que ser muy maleducado con los demás pasajeros y el personal de abordo. Y si quieres una garantía segura de que te echarán, amenázalos con puñetazos.

Víctima: Cathay Pacific prohibió a Liam Gallagher, líder de Oasis, volar con ellos de por vida tras la pataleta que protagonizó a bordo. Entre otras cosas, se comportó como un gamberro y amenazó al personal y a los demás pasajeros. Quizá tendría que haber escuchado las sabias palabras de su hermano: “Don’t look back in anger.” (No te dejes llevar por la ira.)

 

10. Comenta que hay una bomba

Después del 11 de septiembre, cualquier insinuación (aunque sea por pura broma) de un aparato explosivo puede hacerte salir de un avión en un santiamén. Las bombas ya no hacen gracia.

Víctima: El actor filipino Jan Manalo pensó que sería divertido hacer el típico chiste de “¡Tengo una bomba en la bolsa!” al embarcar en un vuelo de Philippines Airlines a Manila. El tiro le salió por la culata, ya que en vez de risas se llevó una estancia gratis en una celda de la prisión local. Pero Manalo tuvo suerte porque los chistes sobre bombas en Filipinas pueden conllevar hasta cinco años de prisión –así que encima se fue de rositas.

 



Related Articles

Leave a Reply

© 2017 . Portal Latinoamericano de Aviación - All rights reserved. Site Admin
elaviadorsv.net · El Aviador Todo Sobre Aviación 2014